Conversaciones con el conductor de Uber – Parte I: “El médico”

No suelo hablar con extraños. Es algo que me enseñó mi mamá desde pequeña y que choca frontalmente con la carrera que estudié en la universidad: comunicación social. Al ser periodista, en teoría, debes hablar con desconocidos y lograr que te cuenten sus verdades, sus historias, sus problemas. El “chip” de “no hables con extraños”…

¿Héroe o un completo idiota?

No todas las lecturas que pasan por nuestras vidas tienen que ser intensas, sobrecogedoras y desatar en el alma demonios internos. Hay veces que, desde mi perspectiva, los lectores deben aliviar las cargas de la realidad con algo más suave, que les permita despreocuparse e incluso reírse. Uno de esos libros “ligeros” con los que…

El jetlag de mi perro: De Madrid a CDMX

Desde hace más de tres años tengo un perro, “el más bueno del mundo”, que ya es parte de la familia. Así que al planificar, una vez más, una mudanza transocéanica, el can tenía que acompañarme. Viajar con una mascota tiene sus riesgos, su papeleo y su tensión añadida. En este caso, mi perrito viajaría de Madrid…

La melancolía de “Liubliana”

  Este libro me llegó gracias a mi hermana que lo trajo de Venezuela en una de sus maletas en su proceso de emigrar. “Liubliana” me sorprendió gratamente, aunque es uno de esas novelas que te deja una sensación de tristeza, de melancolía y cierta nostalgia. Es la única obra que he leído de este autor, Eduardo Sánchez…

Un café con “La chica del tren”

“La chica del tren” es un buen libro, entretenido, de intriga, con un lenguaje sencillo que te atrapa desde el principio. Nunca antes, en mi caso, una historia que tiene su hilo conductor en el vagón de un tren me había interesado. El único fallo está al final de la novela, no por la trama…

Toma de contacto

Según las métricas de WordPress, llevo dos años sin publicar ningún contenido en el blog. Tras meses de mucho estrés, inconformismo, desilusiones laborales, cambios legales y convulsiones políticas, he decidido volver, pero lo haré poco a poco, si Windows 10 y sus errores de instalación me dejan. De momento, sigo siendo inmigrante aunque ya pocas…

Sobrevivir en Roma… Parte II

(Para leer primera parte) Noche de viernes. Noche de bar, copas, de ir escuchando música por la calle de camino al hotel y comer Diablitos con los dedos. No teníamos ni idea de lo que nos esperaba el resto del fin de semana. Sábado. Decidimos, después de una votación, mudarnos de hotel. Habían dos maletas…

5 razones por las que están emigrando los venezolanos

Originalmente publicado en Hablando como los locos:
Los venezolanos están experimentando por primera vez desde que se fundó la república el fenómeno migratorio. Y es que el tsunami político no dejó muchas alternativas para la juventud que aspira simplemente vivir. Desde la llegada de Chávez al poder, Maiquetía comenzó a ser la opción de quienes…

Roma…o cómo sobrevivimos a una ciudad infernal

La bienvenida No. Roma es una ciudad tan infernal. Hemos tenido que enfrentarnos a Caracas, a sus autobuses con música a todo volumen. Al tráfico caótico de la capital de Venezuela, su Metro atestado y el miedo (casi paranoia) a ser atracado. A pesar de toda estas vivencias, cuatro venezolanas encontramos a Roma un desastre….

Alón, the superdog

Recuperemos el blog con una pequeña entrada, sobre un perro. Alón. Hace seis meses que camina, ladra y te mira a los ojos cara de tristeza, aunque esté alegre. Es un cachorro aunque pese más de 20 kilos. Un labrador que le gustan las personas, los troncos y nadar. Este es Alón.

“Mierda, se murió”

Yo llegué a España con la idea de que me escaparía un poco de esa saturación informativa  sobre Chávez y sus cadenas o su Aló Presidente. Pero me equivóqué. Todos los días llegaba a la redacción y alguien me preguntaba si me había enterado sobre lo que había dicho Chávez, que si Maduro, que cuando se…

De cómo el periodista se convirtió en un vigilante de garita

Nunca antes el calificativo de «gatekeeper» para un periodista había estado tan correcto. Lo malo es que  tan ajustado es el término que ya no se trata del portero que selecciona y discrimina la entrada de la información que debe publicarse y que maneja la tan cotilleada «agenda setting». Ahora el periodista para ser más…